Tipos, usos y cuidados de las brochas de maquillaje

¿Sabes qué tipos de brochas de maquillaje existen y cuáles son las mejores para cada uso? En este artículo te vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre este accesorio imprescindible para conseguir un maquillaje perfecto. Además, te daremos algunos consejos sobre cómo lavar tus brochas de maquillaje para que duren más y no se estropeen. ¡Sigue leyendo y descubre todo lo que barcelonamakeup.com tiene para ti!

Tipos de brochas de maquillaje

Tipos de brochas de maquillaje

Existen muchos tipos de brochas de maquillaje, cada una con una forma, un tamaño y un material específicos para aplicar diferentes productos y conseguir distintos efectos. Aunque no hay una regla fija, podemos clasificar las brochas de maquillaje según la zona del rostro en la que se usan:

  1. Brochas para el rostro: son las más grandes y suaves, y sirven para aplicar productos en polvo o en crema como la base, el corrector, el colorete, el iluminador o el bronceador. Dentro de esta categoría hay varios tipos, como la brocha kabuki (redonda y densa), la brocha mofeta (plana y con dos tonos), la brocha biselada (con forma de ángulo) o la brocha abanico (fina y con forma de abanico).
  2. Brochas para los ojos: son las más pequeñas y precisas, y sirven para aplicar productos en polvo o en crema como las sombras, el delineador o la máscara de pestañas. Dentro de esta categoría hay varios tipos, como la brocha plana (recta y con las puntas redondeadas), la brocha difuminadora (redonda y esponjosa), la brocha lápiz (puntiaguda y firme) o la brocha angular (con forma de ángulo).
  3. Brochas para los labios: son las más finas y alargadas, y sirven para aplicar productos en barra o en líquido como el labial, el gloss o el perfilador. Dentro de esta categoría hay varios tipos, como la brocha plana (recta y con las puntas redondeadas), la brocha biselada (con forma de ángulo) o la brocha retráctil (con un mecanismo que permite guardar las cerdas).

Mejores brochas de maquillaje

A la hora de elegir las mejores brochas de maquillaje, hay que tener en cuenta varios factores, como la calidad, el precio, el diseño o el uso que se les va a dar. No obstante, hay algunas características generales que pueden ayudarte a decidir:

  • El material: las brochas de maquillaje pueden ser de pelo natural o sintético. Las de pelo natural son más suaves y flexibles, y se recomiendan para aplicar productos en polvo. Las de pelo sintético son más resistentes y fáciles de limpiar, y se recomiendan para aplicar productos en crema o líquido.
  • El tamaño: las brochas de maquillaje pueden ser grandes, medianas o pequeñas. Las grandes son ideales para cubrir zonas amplias del rostro, como la frente, las mejillas o el cuello. Las medianas son perfectas para zonas más específicas, como el contorno de los ojos, la nariz o el mentón. Las pequeñas son excelentes para detalles, como el lagrimal, el arco de cupido o las cejas.
  • La forma: las brochas de maquillaje pueden ser redondas, planas, biseladas, abanico o lápiz. Las redondas son versátiles y permiten difuminar bien los productos. Las planas son precisas y permiten aplicar bien los productos. Las biseladas son ideales para definir los rasgos y crear contrastes. Las abanico son ligeras y permiten eliminar el exceso de producto. Las lápiz son punzantes y permiten crear líneas finas.

Usos de brochas de maquillaje

Cada tipo de brocha de maquillaje tiene un uso específico según el producto que se quiera aplicar y el efecto que se quiera conseguir. A continuación te damos algunos ejemplos:

Brocha kabuki

Es ideal para aplicar polvos sueltos o compactos por todo el rostro, ya que permite una cobertura uniforme y natural.

Brocha mofeta

Es perfecta para aplicar bases líquidas o en crema, ya que permite una cobertura ligera y modulable.

Brocha biselada: es óptima para aplicar coloretes, iluminadores o bronceadores, ya que permite marcar los pómulos y crear sombras y luces.

Brocha abanico: es excelente para aplicar productos con brillo o purpurina, ya que permite eliminar el exceso y dar un toque de luz.

Brocha plana: es ideal para aplicar sombras de ojos en el párpado móvil, ya que permite una buena pigmentación y fijación.

Brocha difuminadora: es perfecta para aplicar sombras de ojos en la cuenca del ojo, ya que permite crear degradados y transiciones.

Brocha lápiz: es óptima para aplicar sombras de ojos en el lagrimal, el párpado inferior o la línea de las pestañas, ya que permite crear puntos de luz y profundidad.

Brocha angular: es excelente para aplicar delineadores en gel o en polvo, ya que permite trazar líneas definidas y precisas.

Brocha retráctil: es óptima para llevar en el bolso y retocar el maquillaje de los labios cuando sea necesario.

Como lavar brochas de maquillaje

Es muy importante lavar las brochas de maquillaje con regularidad, ya que así se eliminan los restos de producto, las bacterias y la suciedad que se acumulan en las cerdas. De esta forma se evitan las infecciones, las alergias y las irritaciones en la piel, y se alarga la vida útil de las brochas. Para lavar las brochas de maquillaje se pueden seguir estos pasos:

  • Humedecer las cerdas con agua tibia.
  • Aplicar un jabón neutro, un champú suave o un producto específico para limpiar brochas sobre la palma de la mano.
  • Frotar las cerdas con movimientos circulares sobre la palma de la mano hasta que salga espuma.
  • Enjuagar las cerdas con agua tibia hasta que salga limpia.
  • Escurrir el exceso de agua con una toalla suave.
  • Dejar secar las brochas al aire libre sobre una superficie plana y limpia.

Se recomienda lavar las brochas de maquillaje al menos una vez al mes, o cada vez que se cambie de producto o de color. También se puede usar un spray limpiador entre lavados para desinfectar y refrescar las cerdas.

Esperamos que este artículo te haya sido útil e interesante. Si quieres saber más sobre maquillaje, belleza y tendencias, visita nuestros otros contenidos.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimizado por Optimole